Sábado

15 de Diciembre de 2018

MUJERES

Dieta contra el insomnio

Aunque no lo creas, la alimentación es uno de los recursos más potentes con los que contamos para evitar el insomnio, que de prolongarse, puede afectar de manera negativa a nuestra salud.

“El binomio alimentación-sueño marca, día a día, nuestro estado anímico, bienestar físico y rendimiento laboral. Pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo y cerca de 10 años comiendo, por lo que merece la pena adoptar una rutina que eduque nuestro descanso y nuestro sistema digestivo, apostando por la calidad de vida, la salud y la positividad”.

Descubre la dieta a seguir, los alimentos que debes comer y los que debes reducir en tu alimentación para vencer el insomnio y disfrutar de un sueño reparador:

Fórmula vitamina C + magnesio

Para mantenernos despiertos durante el día, es muy recomendable ingerir por la mañana frutas con vitamina C, como la fresa, el kiwi o la naranja. Por la tarde-noche, apostaremos por aquellos frutos ricos en magnesio, como el plátano, la nuez o la avellana, pues este mineral actúa como relajante muscular y nos prepara para el momento de irnos a dormir.

Alimentos con triptófano

Las legumbres, los frutos secos, la carne o la avena, entre otros, son grandes aliados para regular los ciclos del sueño y mantener un buen estado anímico. Lo logran gracias al triptófano, un aminoácido esencial que aumenta los niveles de serotonina y melatonina, siendo esta última la hormona que regula nuestro sueño de forma natural.

No te vayas a la cama justo después de cenar

Es muy importante no acostarnos inmediatamente después de cenar, pues potencia la subida del contenido ácido del estómago al esófago, provocando síntomas como el ardor o las náuseas. Para aquellas personas que afirman cenar justo antes de ir a dormir para evitar sentir hambre durante la noche, lo más recomendable es que realicen la cena dos horas antes de acostarse y que, justo antes de irse a la cama, tomen una fruta, un yogur natural desnatado o un vaso de leche para frenar esa sensación de hambre mientras descansan.