Sábado

15 de Diciembre de 2018

MENDOZA

Se firmó un convenio para tratar neumáticos fuera de uso en toda la provincia

Se trata de un método sustentable que permite valorizarlos y utilizarlos como energía para la fabricación del cemento. Esta acción contribuirá a la mejora de las condiciones del medioambiente y a la prevención de enfermedades.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, junto a representantes de Geocycle Argentina y otras autoridades provinciales, firmó un convenio marco de cooperación mutua entre la empresa Geocycle, perteneciente a Holcim Argentina, y la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial.

El acuerdo compromete a las partes realizar acciones destinadas al coprocesamiento de neumáticos fuera de uso (NFU). Este tratamiento es una alternativa ambientalmente sustentable que consiste en el aprovechamiento del valor energético de los desechos para lograr su total integración al proceso de producción del cemento, sin dejar ningún tipo de residuo y bajo los más altos estándares ambientales. Adicionalmente, implica un aporte para evitar la proliferación del mosquito Aedes Aegypti (relacionada a la acumulación de agua por la disposición inadecuada de los neumáticos), principal transmisor de las enfermedades Zika, Dengue y Chikungunya.

El acuerdo, articulado por la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, invita a los municipios integrantes del Unicipio y también los del resto de la provincia, a adherirse a la iniciativa para que puedan resolver, a través de esta acción, la disposición final de los neumáticos fuera de uso de sus jurisdicciones, contribuyendo así con el ambiente y la salud de los habitantes.

Este convenio forma parte del compromiso asumido por la cartera para trabajar mancomunadamente en temáticas relacionadas al ambiente y ordenamiento territorial con los municipios de Mendoza.

De acuerdo a un estudio realizado por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), la generación de NFU en Argentina supera las 100 mil toneladas anuales, de los cuales aproximadamente el 8% es generado por la zona de Cuyo (La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis). En la provincia una gran parte de los neumáticos desechados luego de su uso se almacenan en depósitos clandestinos, se desechan en canales, acequias, ríos, etc., con el consiguiente efecto negativo para el ambiente y la salud pública.

El impacto ambiental que generan los neumáticos se debe principalmente a determinado factores, por un lado, que los materiales que lo componen (caucho, aceros y fibras) tardan miles de años en degradarse y por otro el volumen de los mismos genera dificultades para la disposición final, y su incorrecta disposición se convierte en albergue para roedores, insectos y mosquitos que transmiten enfermedades. Por último, el humo producto de la quema de neumáticos es altamente tóxico para los seres vivos, generando mayor cantidad de gases de efecto invernadero.